14 de agosto de 2009

En el buen camino


Los titulares de la prensa de hoy coinciden a la hora de anunciar la noticia que millones de españolas y españoles esperábamos con ansia después de meses de incertidumbre, broncas y caos financiero: “Europa arranca la remontada” (Público) / “Francia y Alemania vuelven a crecer, España sigue hundida” (El Mundo)

Como vemos, la noche y el día a la hora de informar sobre una misma realidad: la crisis mundial ha tocado fondo y ahora, por fin y oficialmente, comienza la recuperación económica.

Siendo objetivos, el PIB de las grandes potencias europeas, motores de la UE, registran, después de meses de caída libre y desplome de los mercados, los primeros síntomas de mejoría (Alemania +0,3% / Francia +0,3%) y, además, por primera vez en un año países como EEUU y España suavizan su recesión para, progresivamente, acercarse al equilibrio económico.

Sin duda es una muy buena noticia para todos y todas, sobre todo por ser una sorpresa que los más pesimistas ni se imaginaban (se ha llegado a afirmar que la recuperación se completaría en casi una década) y porqué, en Economía, se conoce que cuando los peces gordos están sanos supone una inyección de optimismo por el efecto arrastre que experimentan el resto de potencias más pequeñas, dependientes, en gran medida, de las primeras.

Los datos presentados nos dan la mejor noticia del año en pleno Agosto veraniego, una brisa de aire fresco que relaja nuestras preocupaciones y que se une a la buena racha de la economía española evidenciada en la continua reducción del desempleo, la subida del Ibex 35 (Bolsa española), la estabilidad del IPC español (los precios) o el impulso que las decenas de medidas del Ejecutivo está repercutiendo positivamente en nuestro país.

Pero no nos hagamos ilusiones, ya que esto es solo el inicio y aún queda mucho camino por recorrer. Cabe recordar que pese a la alegría de esta primicia, sigue habiendo mucha gente en el paro, siguen haciendo falta medidas que mejoren la situación y protejan a la inmensa mayoría de afectados por esta crisis económica y de ética (porqué esto ha ocurrido por falta de ética) y sigue siendo urgente y necesario implantar a nivel global un modelo que evite que se repita este drama mundial, se persiga a los culpables y se prevenga en el futuro de no cometer los mismos errores.

Ahora toca ser pacientes y cautos, no adelantar acontecimientos y continuar trabajando conjuntamente con el objetivo de que esto no vuelva a repetirse, y para que España se convierta cada día más en un país mejor, más preparado, más eficiente y más fuerte, pero sin descuidar, claro está, los principios morales de responsabilidad, prudencia y perseverancia.


¿Qué opinará la derecha de todo esto?

1 comentario:

Luis Pastor Graells dijo...

Hola Carlos, me alegro que te hayas decidido a escribir también artículos relacionados con la economía.

Quería matizar algunas cosas. Sí que es cierto que los datos de crecimiento económico Alemania y Francia son muy positivos. También es cierto que los datos de España que hemos conocido hoy son buenos en cuanto a que es una moderación de la caída del Producto Interior Bruto, este trimestre ha caído un 0,9% frente al 1,8% del trimestre anterior. Pero eso no quita que la caída interanual del PIB sea del 4,1%, lo que es una animalada.

Es cierto también que es normal que la caída este siendo mayor ya que nuestra comilona fue mucho mayor que la del resto de Europa cuando las cosas iban bien. A ver si me explico. España crecía muchísimo más que Francia y Alemania en el año 2006 y 2007 y por lo tanto ahora tiene que caer también más, ahora toca pagar el peaje de nuestros excesos. Para que nos entendamos, la economía española por lo general es más cíclica que la europea, crece más que Europa cuando Europa crece y decrece más que Europa cuando Europa decrece.

Y a todo esto hay que sumarle que a su vez la economía valenciana también es más cíclica que la española. Crecemos por encima de la media española cuando la economía española sube y caemos más que la española cuando ésta cae. Son unas tendencias que en líneas generales se cumplen desde hace mucho tiempo.

Después me he quedado flipando con lo de “continua reducción del desempleo”. El desempleo lleva reduciéndose desde mayo solo y de forma muy lenta. Además hay que tener en cuenta que hay mucha contratación de verano en esos datos y también están las obras municipales que también son de duración limitada. Es cierto que hay un cambio de tendencia, sí, pero de ahí a hablar de una continua reducción del desempleo hay mucho.

Sobre el IPC has hablado de estabilidad. Yo estabilidad no veo ninguna cuando hace un año teníamos un IPC en máximos históricos y ahora lo tenemos en mínimos históricos con caídas de precios que en principio no se van a mantener, pero que si se mantuviera sería muy malo para nuestra economía.

En cualquier caso coincido plenamente contigo en cuanto a que lo peor ya ha pasado y que puede estar más cerca el inicio de la recuperación económica.

Un saludo.