1 de septiembre de 2009

¿Subir los impuestos?

Desde que el Gobierno socialista anunciara una más que posible subida de impuestos, para poder hacer frente al excepcional esfuerzo financiero que España lleva realizando (el mayor de la zona euro) con el objetivo de paliar, dentro de sus competencias, los graves efectos de la crisis económica, el tema está en el aire y en boca de todos: ¿se deben de subir o no los impuestos?

Probablemente mucha gente frunza el ceño cuando les hablen de impuestos, sobre todo si esa gente cobra una media de 1200 euros al mes, pero más lo deberían fruncir si supieran que son a los grandes empresarios y empresarias, y a las grandes fortunas, a quienes se les quiere pedir un mayor sacrificio en aras del conjunto de ciudadanas y ciudadanos españoles, en beneficio de quienes peor lo están pasando en estos momentos de máxima necesidad y urgencia, y que están poniendo el grito en el cielo por este motivo. ¿Insolidaridad? Veamos.

Los impuestos existen para que el Estado pueda financiar todo lo imaginable que hace de un país un lugar público y digno para vivir: Sanidad, Educación, Becas, Pensiones, etc. y, también ahora en tiempos de dificultad, medidas económicas pensadas para proteger al trabajador y recuperar el camino del crecimiento a través de nuevas y eficientes formas de inversión que nos conviertan un país más fuerte, más sólido y mejor preparado. ¿Qué hay de malo en esto?

Se nos dice que si subimos los impuestos se desincentivará la creación de empleo; ¿cómo? ¿si son precisamente a quienes generen empleo a quienes se les va a reducir el impuesto de sociedades?; se nos dice que “va a perjudicar a las clases medias”, ¿sin afectar al IRPF? Complicado, ¿no? más cuando se ha informado que la subida de impuestos se va a realizar sobre las rentas de capital (intereses bancarios, plusvalías por ventas de acciones, viviendas o seguros de vida, entre otras) no sobre las rentas del trabajo (salario y pensiones).

Por otra parte, también hay una forma de conseguir un mejor presupuesto para el año próximo: reducir el gasto. Pero esta acción requiere sabiduría y delicadeza, tener claras las prioridades y ser consecuentes con el contexto que vivimos. En este sentido, reformar la famosa propuesta de los 400 euros podría ser interesante, así como recortar presupuesto aplazando alguna que otra parte del programa electoral que, como todo el mundo sabe, todo partido ha tenido que traicionar debido a la ignorancia del alcance de esta crisis.

En todo caso, confío en que se cumpla la justicia social fundamentada en la progresividad en los impuestos, se persiga sin descanso el fraude fiscal (responsable de una copiosa menor recaudación de la que tocaría) y se apliquen las medidas necesarias para que el reparto de la riqueza sea efectivo, solidario y, en absoluto, perjudique a quienes no tienen ninguna culpa de esta tormenta económica ni tienen derecho a que se les explote más.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parecen perfectos sus comentarios.

Lo que habría que hacer es que todos los españoles retiren los depósitos, grandes o pequeños, que tengan en cualquier entidad, banco o caja, y meter el dinero debajo del colchón y dejar sin liquidez a los bancos y cajas, y a ver qué pasa....... Vergüenza de país, estas "soluciones" de castigar a la clase media no se le ha ocurrido a nadie en Europa. Muy bueno lo de que cada español contribuya a mantener a una familia sin recursos POR DECRETO, que cada uno con su dinero haga lo que quiera caballerete que para eso se lo ha currado con su sudor y no con el de otro que ha estado tirando de BMW, Marlboro y Chivas. En el fondo nos están robando nuestro dinero por la cara. ¿Porqué no ha habido subida de IRPF?, pues porque seguro que sus señorías le han dicho "killo, pisha, que no voy a poder pagar la letra del Bentley"..... ¡¡RETIRADA DE FONDOS, YA!!

Yo he votado a ZP, que no al PSOE, las dos últimas veces, pero ya se acabó, han perdido un voto más con lo que cuesta conseguirlos....

Y por favor, que el Gobierno le meta mano al suelo de las hipotecas al igual que hizo con el redondeo de tipos de interés en su día. Esto quizá pueda denominarse usura, ya que el tipo efectivo cobrado puede es mucho mayor al 100% de los tipos actuales, ya que los suelos son del 3% en adelante, y además sin techo de tipos, lo que es más sangrante aún.

Si se elimina el suelo, en muchos hogares habría ¡¡300 euros MENSUALES para incentivar el consumo en este país!!, ¿es que eso no puede levantar la economía en vez de 400 euros ANUALES?

¿Habrá alguien dentro del PSOE o del PP que coja este toro por los cuernos y ponga firme a los bancos de una vez, que son los que están ralentizando la recuperación económica ahogando por un lado a los clientes con tipos usureros y por otro no concediendo créditos?

Gracias, un saludo.

Buscando un lugar dijo...

como soy una inculta y no conozco muy bien el tema económico diré una frase mediocre; si a los pobres nos quitan pasta nos joden vivos, conclusión que sólo se la quiten a quienes tienen una renta anual desorbitada, que son muchos ¬¬
y si he dicho una chorrada tendré que seguir hablando contigo para que me pongas a la orden del día en estos asuntos.
besis.

Anónimo dijo...

ZP acaba de firmar su propio certificado de "defuncion politica" al haber hecho esta medida, perdiendo toda la credibilidad que podia haber tenido.

Carlos Manzana dijo...

No entiendo a qué se refiere con "defunción política" por haber hecho esta medida, no entiendo en qué perjudica para el país.